Servicio de atención al cliente de Nelson. ¡Un 10/10!

Cuando registré mi Biblia de estudio Nelson, quedaría garantizada de por vida, y no pensé que habría de utilizar este servicio. De todos modos ¿qué le puede pasar a una Biblia? ¡Sorpresa! La dejé dentro de mi coche, que se encontraba al sol de abril en Andalucía (digamos que a unos 30 Cº), y al ir a usarla me la encontré con las tapas curvadas y el bloque de hojas había aumentado su tamaño. Mi disgusto lo puedes imaginar.

IMG_2312 IMG_2313

“En teoría no debería de haber problema”-pensé. Y así fue. Bastaron dos correos electrónicos con la editorial Nelson para que a los pocos días tuviera una nueva Biblia en casa. Muchas veces, este tipo de “reclamaciones” se alargan y alargan hasta que el cliente desiste, pero no ha sido así el caso con Nelson.

He aprendido la lección. Este tipo de material típico ahora en Biblias tiene el defecto de llevar demasiado componente químico que la hace flexible, pero que, por contra, la hace también demasiado delicada para un uso normal (al fin y al cabo, ¿quién no lleva su Biblia en el coche de camino a la iglesia?) De hecho, una de las recomendaciones de la editorial es no exponerla al calor. Lo leí demasiado tarde.

Vayan mis felicitaciones a Editorial Nelson por su calidad en el servicio de atención al cliente. Un 10/10.

José Mª de Rus

@NelsonBibles @ThomasNelson #Bibliasdeestudio