De vuelta con… Comentario Exegético-Práctico del NT (Efesios)

Después de los cientos de visitas que ha recibido la entrada al Comentario Exegético-Práctico del NT de la editorial Andamio, me ha parecido oportuno incluir una segunda entrada para aclarar algunos puntos y comentar otros que habían quedado en el tintero.

Aclarando conceptos

Tras una revisión honesta del libro, no pretendo dejar una impresión negativa del mismo. ¡Al contrario! Como dije, Andamio ha apostado por un comentario digno, erudito y con un nivel de tratamiento del texto bíblico encomiable como pocos hay. Una revisión externa de un lector independiente tiene la utilidad de ver aquellos aspectos que siempre se pueden mejorar en toda edición. No existe edición perfecta, aunque a veces se acaricie la perfección. Si los comentarios que se puedan hacer ayudan a que en las próximas ediciones, y a criterio de la editorial, se perfeccionen, daremos por bien empleado el tiempo.

img_6643

LA PARTE EXEGÉTICA

El Comentario Exegético-práctico del NT es una herramienta de investigación y análisis del  texto bíblico muy útil (por no decir imprescindible) para estudiantes de la Biblia, para pastores y ancianos que no disponen del tiempo suficiente para profundizar en el análisis del texto griego y que desean tenerlo a mano para la preparación de los mensajes. Quienes tenemos la bendita tarea de enseñar las Escrituras agradecemos un comentario así por:

  1. Tratamiento del texto bíblico. En nuestro pequeño mundo evangélico abundan las interpretaciones poco rigurosas del texto bíblico. Cuando uno se encuentra con un libro de este tono, es como si fuera una brisa de aire fresco en la biblioteca personal. Clinton Arnold sigue una interpretación gramático-histórico-literal del texto de Efesios, que fue, es y será la más académica y a la que menor oportunidad de error de interpretación y aplicación lleve. Ya comenté que la abundancia de referencias al aparato crítico garantizan la mejor interpretación. No ayuda mucho que sepamos qué dice en las versiones en inglés que el autor usa, pues hubiera sido conveniente buscar las versiones más aproximadas español e incluirlas en el comentario (esto queda como propuesta de mejora).
  2. Las secciones. Como decía más arriba, la variedad de secciones hacen del libro un material de consulta sumamente interesante. Comienza con el contexto literario a cada porción, dirigiendo nuestro pensamiento hacia el contenido general del libro y a aspectos externos. Le sigue una exposición breve de la idea exegética principal que será la que gobierne la interpretación del pasaje. La diagramación (traducción) del pasaje bíblico o unidad de pensamiento en cuestión es de una ayuda tremenda, puesto que aclara en la mente por medio de una representación gráfica la sustancia del texto, captando la idea principal, intuyendo las secundarias, etc. La sección dedicada a la estructura ayuda a ver el marco general del pensamiento. Seguidamente, nos ofrece la propuesta de un bosquejo exegético, útil para cuando andamos apurados de tiempo o en una emergencia para preparar un mensaje. A continuación nos explica en base al texto griego el contenido de la porción, echando mano de la gramática bíblica, pero también de la extrabíblica para corroborar la interpretación. La traducción que sirve de base junto al texto griego es la de la Biblia de las Américas. Una sección añadida es la de Teología aplicada, que constituye la parte práctica del comentario, enfatizando la praxis del texto bíblico. Cabe destacar que en algunas porciones incluye una sección titulada En profundidad, donde analiza temas que necesitan ampliación en la explicación: códigos éticos domésticos; una explicación del plan de subversión espiritual de los principados, autoridades, potestades y dominios que menciona Pablo en Efesios; la relación de pacto entre Dios y su pueblo como misterio del matrimonio…

LA PARTE ESTÉTICA

La portada de tapa dura en un libro es garantía de durabilidad. Cuando se ha optado por invertir costes en que sea un papel plastificado como es el de esta edición, aún mejor. La encuadernación se hace en fresado, que consiste en agrupar las hojas en un solo paquete, para posteriormente hacerle unas hendiduras donde penetre la cola de pegado. A continuación, se encola el cuerpo del libro a la cubierta. Existen dos procesos de verificación que se aplican a este tipo de encuadernación para comprobar su resistencia:

  1. Flextest, donde se mide la resistencia del libro a la flexión.
  2. Pulltest, que mide la fuerza que hay que aplicar para arrancar una hoja del paquete de hojas una vez frezadas y encoladas.

Si el libro pasa exitosamente ambas pruebas se puede hablar de una buena encuadernación. Esta edición presenta una buena resistencia al desprendimiento de hojas, aunque, por la falta de encolado, el paquete parezca un poco suelto, dando la impresión de que se pueda desencuadernar.

El papel estucado mate que se ha elegido para esta edición es más que aceptable, con los riesgos que supone el uso de diversas tintas si se desea escribir o subrayar. La porosidad del papel juega aquí un factor determinante. A más porosidad, mejor penetración de la tinta. Por esta razón hay que tener cuidado con qué rotuladores o bolígrafos usamos, porque podemos provocar emborronados en el papel si no la dejamos secar adecuadamente.

El diseño

Como comenté en el video, la maquetación que Katherine Haley y Ángel Martínez han seguido fielmente el diseño propuesto por Zondervan en la serie en inglés. De este diseño quiero destacar varias cosas:

  1. Disposición del texto en una y en varias columnas, dándole el aspecto académico que un libro de este calado debe tener. Sabemos que la disposición del texto en una hoja nos indica cómo debemos leer. Y con este doble enfoque (una y dos columnas) el lector se acostumbra a la lectura o consulta de lo que necesita.
  2. El margen ancho es un valor añadido de este libro, por la simple razón de que hay espacio para anotar (si el libro es tuyo), cosa que los estudiantes agradecemos.
  3. La diversidad de secciones dentro de cada porción es significativa y pedagógica, aunque algunas se vean como accesorias (incluir una emulación de ventana de explorador de un ordenador personal).

img_6642

CONCLUSIÓN

Los cuatro temas principales que emanan de la epístola a los efesios, los desgrana Clinton Arnold de manera coherente:

  1. El poder de Dios sobre los poderes de las huestes de maldad.
  2. La unidad de judíos y gentiles en una sola familia.
  3. El imperativo de vivir vidas santas.
  4. La nueva identidad que se nos ha dado en Cristo.

La relevancia de estos temas en la iglesia de hoy hace necesario un acercamiento sincero, erudito y acertado desde la propia Escritura, y el autor lo ha delineado adecuadamente en las más de 500 páginas de este magnífico comentario.

Mi recomendación no puede ser otra que la de abrazar a comentarios como este y recomendarlos, del que afirmé que Andamio ha hecho una apuesta valiente por una serie de esta categoría y magnitud, y que deseamos ir viendo más comentarios en su catálogo.

Visita www.publicacionesandamio.com para solicitar tu ejemplar en papel o en ebook.

Comentario Exegético al Texto Griego del Nuevo Testamento. Juan. 

A quienes seguimos la producción literaria de Samuel Pérez Millos nos ha satisfecho la edición del comentario al Evangelio de Juan, entre otras cosas porque deseábamos saber el tratamiento que haría en el campo de la Cristología. Y, como era de esperar, no saldríamos defraudados ni en este tema ni en otros que aparecen en el Evangelio de Juan. image

1850 páginas dan para mucha tinta y muchos pensamientos,  o quizás no. Me atrevería a afirmar que al autor se le han quedado palabras en el tintero. Sin embargo, lo escrito es suficiente como para satisfacer el deseo del estudiante que se acerca al texto griego del Nuevo Testamento. El planteamiento general de la obra se mantiene una vez más con la estructura de texto en castellano-texto griego interlineado con el castellano-notas y análisis del texto griego-exégesis del texto sobre el griego-comentario. Y esta estructura no es tediosa ni para el estudiante que consulta en profundidad ni para quien quiere leer sólo el comentario bíblico, ya que se encuentran bien delimitadas.

Lo perfectible

Una dificultad que he encontrado en la serie, y ya será tarde para modificar, es la estructura del encabezamiento de la página, donde uno encuentra por regla general el número de página y algo más. Este algo más, en este tipo de obra literaria, no debe restringirse al capítulo y al título de la sección, sino que debería incluir una afinación más; es decir, deberían hacerse más secciones en el procesado del texto, de modo que el encabezado incluya el número del capítulo pero también el de los versículos en cuestión, para una búsqueda más rápida. Por ejemplo, en la página 1364 se encuentra el comentario al v.21 del cap. 14, pero no hay manera de saberlo si no volteamos la página y buscamos el versículo. Si en el encabezado se incluyera “Juan 14.21” bastaría con mirarlo para una búsqueda más rápida y efectiva.

La calidad del papel ha bajado. En cierto sentido esto es comprensible porque una obra de este grosor se haría más voluminosa aún, así que se ha optado por un papel de mucho menos gramaje que en otras obras de esta serie. El problema con este papel es que traspasa la tinta que los lectores usamos para subrayar pasajes, citas, ideas…, teniendo que optar por lápices de colores en vez de tinta de gel o subrayadores convencionales.

Convendría también repasar la ortografía, ya que muchas veces el corrector automático de los procesadores de texto cuela errores ortográficos que pudieran ser correctos, sobre todo en los casos de tildar pronombres (él/el; tú/tu). Pero eso es sólo cuestión de ser un “tiquis-miquis”como yo, y otras personas no tendrán ningún problema con esto.

image.jpeg

Lo perfeccionado

Destaco varios aspectos positivos de esta edición:

1. Tratamiento de la Cristología. Una comprensión acertada de quién es Cristo es el fundamento para una vivencia cristológica acertada. El Evangelio de Juan presenta a Cristo desde una óptica diferente que el resto de los evangelistas; Juan ve al Mesías como el Logos eterno, uno con Dios, y es que (uso palabras favoritas de Millos):

La encarnación hace a Dios compartir naturaleza con el hombre y hacerse solidario por medio de ella del destino humano, sometido a todas sus limitaciones, experiencias, tentaciones y angustias. Él se convierte en ciudadano del mundo, miembro de una determinada nación, heredero de una familia y vinculado a ella (Rom. 1.1-4). Por otro lado el pecado del mundo va a ser puesto sobre Él y se le demanda la responsabilidad penal del mismo haciéndolo, en su condición de hombre, sacrificio expiatorio por el pecado (2 Co. 5.21). No podría expresar a los hombres el mensaje del amor sin hacerse hombre, para que por Su pobreza el hombre pueda ser enriquecido (2 Co. 8.9). EL Verbo se hace hombre para poder morir por los hombres. En la muerte de Cristo, Dios se manifiesta como el Amor que vence sobre el mal, como acogedor del hombre en la forma más definitiva que es el perdón. Se hizo hombre. Lo vemos aquí maltraído, prisionero, despreciado, injuriado, acusado sin razón, pero es Dios mismo que viene a nosotros en un encuentro de gracia. Es Él quien se aproxima a nosotros o, tal vez mejor, se aprojima, haciéndose nuestro prójimo para hablar con nosotros palabras de Dios con garganta de hombre, y darnos el abrazo de Dios con brazos de hombre. Cristo viene en misión restauradora de la comunión del hombre con Dios, interrumpida a causa del pecado. Dicho de otro modo, el Verbo está padeciendo porque Dios es amor, y Dios es amor porque el Verbo está padeciendo” (p. 1656)

Se queja además de que la cristiandad está dando a conocer un Cristo humanista dispuesto a satisfacer los caprichos del hombre, pero

Frente a un humanismo incrédulo está la realidad admirable del evangelio que presenta la figura real, que no mitológica, de quien siendo Dios se hizo hombre por nosotros. Pero, y concluyo con esto, el problema principal está en que el Evangelio sencillo está desapareciendo, no sólo del púlpito de las iglesias, sino de la reflexión teológica de maestros que tienen la obligación de poner a Cristo ante los cristianos para que sigan Sus pisadas. Es de urgencia recuperar a Jesús, Su gloria, Su poder, Su gracia, Su comprensión, a fin de que cautivados por Él, vivamos para servir en una entrega comprometida al que nos amó hasta morir por nosotros (pp. 1795, 1796)

2. Introducción. Los autores tienen el riesgo de que los lectores pasen por alto la introducción a sus libros, pero la introducción debería llamarse “introdicción”, porque es lo que va a meternos en lo que a continuación se va a decir, y nos perdemos muchas cosas si la pasamos por alto. En este comentario se dedican 66 páginas a este cometido, tratándose temas como autoría, historia de las fuentes, influencias, historicidad del Evangelio de Juan, evidencias internas y externas, destinatarios, fecha de composición… Y todo ello bien documentado y avalado por eruditos y fuentes fiables.

3. Crítica Textual. Acudir hoy día a la Crítica Textual es casi imperativo para un comentario serio y de rigor acerca de las Escrituras; ignorar esto es poco sabio. Y el autor ofrece en párrafo coloreado de gris todas las variantes textuales, junto con el análisis morfológico y gramatical del texto griego.

image

4. Párrafos más breves. Celebramos los párrafos más cortos que en otros comentarios de la serie. La comprensibilidad de un texto se hace con la concisión de párrafos más breves, lo cual facilita seguir el hilo del pensamiento. Aquí creo que Millos ha hecho un esfuerzo “contra natura” al dividir en párrafos un argumento de alto contenido expositivo.

5. Ritmo de publicación. En alguna que otra ocasión, el autor me ha comentado su ritmo de escritura a partir de sus notas y publicaciones. Editar dos libros al año no es nada fácil, y menos aún cuando este libro tuvo que reescribirse o, mejor dicho, replantearse, repensarse y redactarse.  Así que a este ritmo pronto tendremos toda la serie del Nuevo Pacto escrita.

De nuevo mis felicitaciones más sinceras a CLIE por proveer al pueblo evangélico de material de esta categoría y por considerar que este proyecto editorial tendrá la acogida que es necesaria en la biblioteca de cada pastor, porque así será también en los púlpitos de las iglesias.

Ficha técnica:

Título: Comentario Exegético al Texto Griego del Nuevo Testamento. Juan.

Autor: Samuel Pérez Millos.

Año: 2016

Editorial: CLIE

Páginas: 1850

Precio: $59.99 (Suponemos que su precio en euros será también de 59.99) El precio es de 56.99€

Ya sabes que puedes encontrarlo en tu distribuidor más cercano. En España esperaremos un poco aún, pero puedes pasarte por www.mitiendaevangelica.com de vez en cuando para ver si lo tienen. ¡Ya lo tienen! Míralo aquí: http://www.mitiendaevangelica.com/12-comentario-exegetico-al-texto-griego-del-nuevo-testamento-juan-9788482679013-021913111 por 56.99€.

 

 

Textos fuera de contexto

Recuerdo haber leído en mis tiempos de Bachiller este pasaje:

“El parcheador sigue en la cárcel. Contestando tus preguntas, te diré que Mrs. Adams es la de siempre. ¿Sabes qué hizo? Le regaló a mi novio una Biblia en español, y la misma tarde que se la regaló, paseando por el parque de María Luisa, le explicaba Mrs. Adams —tú la conoces— la utilidad de leer la Biblia, y decía que muchas veces estaba sin saber qué determinación tomar cuando abría el libro al azar y leía la primera línea de la página de la izquierda. Y allí encontraba la solución. —Hombre —dijo mi novio—. Yo tengo ahora más problemas que nunca en mi vida. Si eso es verdad, el libro vale la pena. Vamos a ver. Abrió al azar y encontró en la primera línea las siguientes palabras del capítulo 27 de San Mateo que se refieren a Judas: «…Y entonces fue y se colgó de un árbol y se ahorcó.» Mi novio palidecía y Mrs. Adams se ruborizaba un poco. Entonces ella dijo: «Bueno, eso es una casualidad. Mire en otra página.» Y mi novio lo hizo, y en el capítulo de los Reyes del Antiguo Testamento la primera línea decía: «Haz tú lo mismo.» Mi novio abrió las manos y dejó caer el libro al suelo. Luego se inclinó a recogerlo y lo devolvió a Mrs. Adams.” (Ramón J. Sender. Las tesis de Nancy)

A parte de lo jocoso del episodio, uno de los peligros de la interpretación bíblica (y de cualquier texto en general) es leer sin tener en cuenta el contexto en el que se dicen las palabras. La sentencia “El texto sin el contexto se convierte en un pretexto” nunca podría ser más cierta. De ahí la importancia de que uno de los factores a tener en cuenta en la exégesis bíblica sea el de contextualizar las palabras. El contexto es lo que va con-el-texto.

 

portada.jpeg

En hermenéutica enseñamos que hay varios contextos. En resumen:

Contexto inmediato: el texto que viene antes (contexto anterior) y el texto que viene después (contexto posterior). Viene formado por la unidad de pensamiento lógico de un pasaje.

Contexto del libro: quién los escribió, cuándo, dónde, porqué, para qué, a quién…

Contexto de toda la Biblia: una doctrina nunca contradice otra doctrina. La fórmula “Scriptura Scripturae interpres” (La Escritura interpreta a la Escritura) es de rotunda aplicación en este caso.

Pero no podemos olvidar el contexto cultural, semántico, lingüístico… de cada pasaje bíblico. Creo que los autores del libro editado por Jairo Namnún y Steve Morales, y publicado por Broadman & Holman han sabido tener esto en cuenta.

A lo largo de los 17 capítulos, todos los autores contextualizan pasajes que tradicionalmente se han malinterpretado por sacarlos de su contexto y han sido usados para afirmar y confirmar una idea propia (un pretexto). Basten como ejemplo: Hech. 16.31; Fil. 4.13; Jer. 29.11; Sant. 5.15… Lo acertado de que sean 17 autores es que permite un enfoque y un acercamiento al texto diferente a como lo podría hacer una sola persona, enriqueciendo así la explicación. “En la multitud de consejeros está la sabiduría” (espero no sacarlo de contexto).

Dice D. A. Carson en el prólogo:

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. ¡Eso suena maravilloso! Pero, ¿qué es “todo”? ¿Ser un campeón de futbol? ¿O un físico nuclear? ¿O un súper modelo? ¿O un magnate rico? ¿O el próximo presidente de mi país? A fin de cuentas, el texto dice “todo”, ¿no es cierto? Entonces, ¿por qué limitar a Dios?…

Malinterpretar un texto no es solo un problema: es una tragedia. Dios tiene la intención de que Su Palabra sea entendida…”

Es un libro sencillo, sin grandes artificios lingüísticos, con un enfoque clásico de interpretación- quiero expresar con clásico un sinónimo de reformado- ya que en España tiene otro significado diferente al de Latinoamérica. 

Por otro lado, la versión bíblica que se usa en el libro es la Nueva Biblia de los Hispanos (versión latinoamericana de la Biblia de las Américas), que es la versión oficial de Coalición por el Evangelio (TGC sus siglas en inglés, que puedes visitar aquí). En Latinoamérica, genial… en España… no tanto.

El prólogo es obra de D.A. Carson, que escribió un libro muy parecido a este (Falacias exegéticas, CLIE) y que hemos relacionado con el de David A. Croteau “Urban legends of the New Testament” (Broadman & Holman), que puedes leer aquí.

Lo recomiendo a quienes quieran tener acceso a un material bueno y sencillo sobre hermenéutica y exégesis. La diagramación es limpia, dejando libertad al texto en la página. La portada simula dos trozos de papel, con el título del libro en dos colores opuestos: precisamente lo que quiere transmitir, dos interpretaciones opuestas con dos fondos opuestos. Acertada.

Puedes conseguirlo en tu librería habitual, aquí (Amazon) en ambas versiones (físico o Kindle).

Agradezco a Coalición por el Evangelio por la confianza en proveer de un ejemplar para escribir esta reseña. Es de mi total autoría y sin necesidad de escribir una valoración positiva, sino honesta.