La vida del cristiano centrada en Cristo. Alfonso Ropero. Editorial CLIE.

He de confesar que pocos libros me han “enganchado” como este. No leía un libro de esta temática, profundidad y cabalidad desde que leí hace años “Espiritualidad Trinitaria” de Francisco Lacueva (CLIE).

20676948_1635926069790767_2010999995_o

Uno lee el título y parece un juego de palabras. ¿Dónde si no iba a estar centrada la vida del cristiano? Pues lejos de ser una perogrullada, la respuesta se encuentra dibujada a lo largo de todo el libro. Así uno entiende que este libro está dirigido a

nuestro pueblo, maduro y siempre por madurar (p. 11).

El origen

En la introducción al libro, Alfonso Ropero nos revela que este libro nace por la impresión que otro libro, “La vida del cristiano”, del predicador escocés John Macbeath, le causó cuando lo leyó.

Es cierto, como él afirma en otro lugar, que la Gran Comisión no sólo abarca la predicación del Evangelio a todas las naciones, sino también la formación de discípulos en un acompañamiento a lo largo de la vida.

El contenido

En un lenguaje cristalinamente cervantino, Ropero nos hace navegar por el mar de la doctrina bíblica de la conversión, la regeneración, la inhabitación de Cristo en el creyente y las consecuencias de esta experiencia. A muchos no agradarán afirmaciones como

“Sin perder un ápice de su libertad, el hombre se deja convertir por Dios, de tal modo que ese momento glorioso en que pone toda su fe en Cristo y acepta la invitación de entrar en el banquete nupcial del Reino de Dios, es una experiencia inefable e imposible de explicar con palabras humanas, es la confluencia armoniosa de la gracia soberana que llama y de la libertad humana que responde, en la que el creyente se experimenta a sí mismo como el acontecimiento decisivo en el cual fue realmente libre y a la vez raptado por el amor de Dios” (p. 30)

“El alma es activa en la conversión y pasiva en la regeneración, pues aquélla es fruto de esta”. (p. 31)

“En cuanto tarea humana supone cooperación con la gracia, aunque sea en su aspecto más mínimo: la de no resistirse, la de dejarse llevar” (p. 34)

“El cristiano tiene que participar activamente en su configuración a Cristo”. (p. 86)

pero es la conclusión más centrada bíblicamente en cuanto al tema de la participación o no de la persona en la salvación y la santificación. Los hay que han abogado por el monergismo: sólo Dios actúa en el proceso; los hay en el otro extremo que abogan por el sinergismo: Dios y hombre actúan conjuntamente, y los hay, como Ropero, que abogan por el “energismo”, neologismo de Lacueva que conlleva la idea de “Dios poniendo la capacidad y la energía en el hombre” para que se salve. Aprovecho para decir que sólo la Biblia Textual se ha atrevido a usar este término griego (energéo) en su traducción cuando aparece en el NT (Gál. 3.5 (energizando); Ef. 1.20; 2:2; Fil. 2.13 (energiza), entre otros).

Ropero entiende la conversión como lo que

marca el principio consciente del nuevo hombre o mujer en Cristo. (p. 51)

un acto tan creativo como la misma creación del universo. Y la santificación abarca

las luchas y los altibajos que una vida conquistada por el amor de Cristo tiene que soportar en su lucha diaria con el mundo y el pecado. (p. 51)

Desde los padres de la iglesia a autores tan actuales como Pérez Millos, Ropero es profuso en citas adecuadas para el respaldo de sus conclusiones.

A lo largo de 7 capítulos desarrolla temas como:

Jesucristo, comienzo y fin: el origen de la salvación;

el llamado a la conversión: pecado, conversión, psicología de la conversión, significado, tipos…

el nuevo nacimiento: definición, la mística de la unión con Cristo, ser como Cristo;

una identidad en peligro: mística de ojos abiertos, ser luz del mundo, implicaciones prácticas de la conversión;

características de la nueva vida en Cristo: semejanzas y diferencias con Cristo;

recursos, medios y ayudas: la oración, la comunión, la lectura de la Biblia, el poder del Espíritu…

vida en sociedad: adoración, amor, servicio y combate.

Uno se queda con gana de que hubiera desarrollado el aspecto futuro de la vida del cristiano, es decir, la glorificación, pero quizás haya optado por ceñirse a lo inmediatamente más práctico, como es la vida aquí y ahora.

Lo peculiar

Hay una idea que desarrolla que me ha parecido a todas luces interesante, aunque el concepto ya lo habían hablado Berkhof y Potter en 1965. Es la idea de Jesús como “el hombre representativo” (p. 65ss):

La visión del hombre representativo implica que la “creación puede ser restaurada a su propósito original y ser cumplida cuando el hombre haya sido re-creado mediante el Espíritu de tal manera que su vida en la socuiedad humana esté marcada y dominada por la justicia, la rectitud, la equidad, y sobre todo por la reverencia y la humildad delante de Dios” (p. 65)

Otra idea interesante en el libro es el concepto de “Mística de ojos abiertos”, es decir, ser espiritual pero con los pies en la tierra, no siendo ajeno a lo que pasa en el mundo, sino adoptar una nueva sensibilidad, re-creada por Dios, una humanización transcendente pero al mismo tiempo inmanente (pp. 107ss)

Sin duda, encontrarás en el libro una cantidad de ideas para elaborar estudios o predicaciones que te ayudarán y sorprenderán gratamente. Mi enhorabuena a Ropero por un libro así: atrevido, profundo, sensato, cabal, pragmático en su justa medida, teológico en su esencia. Nos hacía falta un libro de esta categoría. Y mi sincera enhorabuena al consejo editorial de CLIE por decidirse por un libro así. Ya estamos hartos de “papillas cristianas”; necesitábamos masticar algo.

Advertencia

La lectura de este libro te va a “enganchar”; cuando empieces a leerlo asegúrate que vas a tener tiempo para leer 214 páginas, porque no vas a parar. Y después de leerlo no vas a quedar igual. Léelo, difúndelo, viralízalo, habla de él en las redes sociales…

Ya sabes dónde encontrarlo:

https://www.mitiendaevangelica.com/la-vida-del-cristiano-centrada-en-cristo-9788494462627-022311016

https://www.clie.es/vida-del-cristiano-centrada-en-cristo

Hasta otra.

Anuncios

5 comentarios en “La vida del cristiano centrada en Cristo. Alfonso Ropero. Editorial CLIE.

    1. José Mª de Rus

      Hola Edgar. La tengo, pero aún no he tenido tiempo de escribir la reseña. De cualquier modo, agradecería algunas fotos que tú tengas por si puedo añadirlas a la reseña. ¡Gracias!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s